La satisfacción del trabajo en equipo

Caso de Moisés Ponce, paciente de UCI Covid – Hospital Padre Carollo

Luego de 6 días de intubación, el equipo médico y de enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos del área covid, anunció a los familiares del paciente Moisés Ponce la favorable noticia de su recuperación, tras haber respondido a un tratamiento basado en ventilación mecánica invasiva en posición prona (boca abajo), durante 48 horas.

Esta estrategia se manejó por la dificultad respiratoria aguda que presentó Moisés, quien llegó desde una casa de salud con espacio físico nulo, lo que repercutió en una neumonía viral por covid 19. El trabajo en conjunto del personal de UCI covid del Hospital Padre Carollo fue clave para su recuperación.

Sr. Moisés Ponce, paciente de Hospital Padre Carollo

La evolución del estado del paciente significó una alegría para los especialistas en cuidados intensivos, debido a la complejidad de la patología del virus. “Hay pacientes que demoran de 20 a 30 días en recuperarse, por eso, la importancia de una atención oportuna, con las herramientas adecuadas para su pronta mejoría”. Eliana Morejón, médico tratante de cuidados intensivos.

Para el personal del área, esta patología es uno de los mayores retos, ya que es necesaria una atención rigurosa hacia las personas que requieren de terapia intensiva.

La Dra. Eliana Morejón comenta el esfuerzo que hizo la familia del paciente al ingresarlo a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital: “Fue visible el temor de los familiares por la evolución de la enfermedad, asumieron una difícil decisión que nos impulsó a no desfallecer con la salud de Moisés”.

A pesar del diagnóstico crítico, los días de su recuperación se acortaron, siendo satisfactorio para quienes actuaron en su tratamiento y cuidado, un equipo conformado por especialistas, entre ellos: médicos, enfermeras y el equipo de terapia respiratoria.

A modo profesional y personal, la Dra. Morejón está contenta por la total mejoría de Moisés: “Es una satisfacción bastante importante, le llena a uno el corazón de emociones, no solo en la parte profesional, sino también, en lo sentimental”.

Durante la pandemia por covid 19, el personal de salud ha estado expuesto a circunstancias extremas para desempeñar su labor, sin embrago, esto no ha frenado su trabajo con los pacientes para garantizar su recuperación y principalmente, unir esfuerzos que respondan a la emergencia, siempre comprometidos y con dedicación.